¿Qué es la ortodoncia con brackets de autoligado?

Los brackets autoligables son un sistema de ortodoncia fijo de autoligado pasivo. Es decir, a diferencia de otros tratamientos como, por ejemplo, los brackets metálicos, no emplean gomas elásticas –o ligaduras- para unirse al arco, transmitiendo la fuerza a los dientes a través de los brackets.
En función del material en el que estén realizados, podemos distinguir varios tipos de brackets de autoligado. Por un lado, los clásicos metálicos –de tamaño más pequeño que los brackets metálicos convencionales-; por otro, los brackets Damon Clear.
Estos últimos, al ser transparentes, resultan mucho más estéticos. Además, se fabrican con cerámica transparente, un material que mantiene su transparencia y no se tiñe ni decolora con la ingesta de café o vino.

¿Cómo actúa el sistema?

Como ya hemos comentado, la ortodoncia con brackets de autoligado permite conseguir los mismos resultados que otros sistemas de ortodoncia tradicionales, sólo que sin el uso de ligaduras.

En este caso, el arco va unido al bracket gracias a un clip. De esta manera, conseguimos mover los dientes a la posición adecuada empleando una menor fricción y reduciendo, por tanto, el tiempo de tratamiento.

Leave a Comment